Tour Monte Albán

FECHA: Viernes 21 de Mayo 2019  SALIDA: 9:30 A.M.  REGRESO: 2:00 P.M.

PRECIO $ 350.00 MXN p/p

Las excursiones incluyen: Transportación, Guía de Turistas bilingüe (Inglés-Español), Admisiones a los sitios a visitar y Hielera con Aguas.

Monte Albán era, en su apogeo, la principal ciudad ceremonial de la cultura zapoteca y una de las más importantes de todo el continente…

Se cree que Monte Albán fue nombrada así en el siglo XVI, en honor al terrateniente español de apellido “Montalván”. Anteriormente, era conocida como mistela “Sahandevul”, que significa “Al Pie del Cielo”. Existen otras variaciones del mismo nombre, derivadas del viejo lenguaje zapoteca, como lo es “Danibaan” o “Montaña Sagrada”.

Los Zapotecos se fueron estableciendo y Monte Albán se convirtió en la ciudad más importante de la región, compartiendo tiempo y gloria con Teotihuacán y las ciudades mayas. Existen máscaras y esculturas que reflejan el contacto que los zapotecas tuvieron con el pueblo maya, y se dice que algunas ideas arquitectónicas fueron tomadas directamente de Teotihuacán.

Se considera que, alrededor del siglo IX, los zapotecos abandonaron Monte Albán al tiempo que los mixtecos expandían su territorio, así que re-ocuparon la ciudad y la usaron como cementerio para la élite.

Recorrer Monte Albán es un deleite para los amantes de la arquitectura y la cultura indígena. La Gran Plaza mide 200 metros de largo por 200 metros de ancho; a su izquierda se encuentra el Juego de Pelota, delimitado por dos estructuras a los lados entre las esculturas del lugar se encuentra una que representa un chapulín.

Los Danzantes es una edificación de tres cuerpos con muros recubiertos con lápidas esculpidas con las representaciones de figuras humanas en posiciones muy extrañas, y con rasgos físicos característicos de escultura olmeca.

El Palacio, otro de los lugares que te recomendamos ampliamente visitar, es una estructura integrada por dos cuerpos, con una escalinata central. En la parte superior se encuentran 13 cuartos alrededor de un patio.

Uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX fue el de la llamada “Tumba Número Siete” por el arqueólogo mexicano Dr. Alfonso Caso, quien encontró un entierro con una rica cantidad de ofrendas, máscaras, objetos de metales preciosos, incluidos unos pectorales de oro en filigrana entre los que se encontraron los del Dios de la Muerte y del Dios del Sol. Además, piezas únicas como cráneos esculpidos en cristal de roca, tallas en hueso, máscaras de turquesa, cerámica y joyería.

Uno de los mayores reconocimientos otorgados a Monte Albán fue el nombramiento oficial como Patrimonio Cultural de la Humanidad, que la UNESCO le dio en 1987.

Monte Albán es mágica y misteriosa, herencia de un pueblo que provino de los dioses, habitantes de las nubes, que como ellas, al soplar el viento, desaparecieron de la montaña sagrada que era su hogar para dejarnos un testimonio su civilización y cultura, reconocida en Mesoamérica y el mundo como una de las más imponentes que han existido.